Servicios

Noticias

La SSPA propone un nuevo modelo de desarrollo territorial liderado por una agencia independiente en la lucha contra la despoblación

Reproducir las acciones de éxito que les ha llevado a las Tierras Altas e Islas de Escocia a revertir el proceso de despoblación. Este es uno de los principales objetivos que se marca la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA) y la principal propuesta que aporta el informe del grupo que viajó el pasado mes de mayo a las Tierras Altas e Islas de Escocia, para conocer in situ el modelo implantado en ese territorio escocés que les ha llevado gracias a enfoques y prácticas adecuadas a la recuperación y desarrollo demográfico, económico y social.

Como epicentro del éxito alcanzado en el norte de Escocia se encuentra la agencia de desarrollo territorial (Highlands and Islands Enterprise - HIE), una organización creada en 1965 con la misión de sacar a su territorio de la situación de declive demográfico y económico en la que se hallaba desde hacía siglos, algo comparable a la situación que todavía viven las zonas que conforman la red SSPA: Soria, Cuenca y Teruel en España y dos regiones de Croacia y Grecia.

Según el informe, las claves del éxito de la agencia escocesa radican en su carácter autónomo y despolitizado, financiada con fondos públicos y privados, que cuenta con las asociaciones y la población civil para escuchar sus ideas y propuestas de futuro y que está dirigida por personas escogidas por su cualificación y solvencia profesional e intelectual de muy diversos ámbitos: abogados, empresarios, técnicos, profesores, expertos financieros y economistas, periodistas, técnicos culturales, etc. Tiene una gran presencia sobre el territorio, con una sede central en la capital (Inverness) y siete oficinas territoriales, y cuentan con una dinámica de trabajo proactiva, buscando proyectos y personas que puedan jugar un papel fundamental como impulsores de un proyecto. Actúan en permanente cooperación con instituciones públicas, empresas privadas, comunidades rurales y centros de educación e investigación, llegando donde los demás organismos no consiguen llegar. Por último, otra de las claves de la agencia es su eficiencia y gestión ejemplar.

El informe demanda una obligada revisión de nuestra propia concepción del desarrollo rural. Nuestros planes de desarrollo rural son ineficaces frente a la despoblación porque solo tienen como referente básico al sector primario, que es incapaz de generar por sí mismo la riqueza necesaria para poder mantener a la población rural o dar oportunidades laborales y empresariales a nuevos pobladores.

Así pues, solo serán capaces de generar desarrollo suficiente para retener y atraer población las zonas que cuenten en grado suficiente consiete premisas básicas para el desarrollo: (1) infraestructuras, equipamientos y suministros esenciales en condiciones asequibles, (2) oferta de vivienda asequible y de calidad, (3) disponibilidad de servicios básicos para la población (educación, sanidad, asistencia social), (4) conectividad -banda ancha de internet, telefonía móvil-, comunicaciones y movilidad adecuadas, (5) un marco normativo consecuente con las realidades y necesidades del medio rural, (6) capacidad de emprendimiento a través de las oportunidades e incentivos apropiados y (7) disponibilidad de trabajadores cualificados y oferta de oportunidades laborales. Esa apuesta por el desarrollo integral bajo un prisma holístico es el que explica el éxito en la recuperación de la población de las Tierras Altas de Escocia (ver gráfico).

Una de las fórmulas más eficaces para llevar a cabo las iniciativas de emprendimiento local (de gran éxito en esta zona escocesa) es el de las empresas de economía social, apostando por un modelo de empresa que garantice el verdadero beneficio que estas zonas requieren: mantenimiento de los servicios básicos, inserción laboral que proporcionen crecimiento económico y cultural a ese territorio.

El fomento de la cultura del emprendimiento y una educación específica que ayude a explotar las potencialidades del territorio ha sido otra de las claves del buen hacer de la agencia escocesa. Cuentan con una Universidad de las Tierras Altas e Islas que juega un papel muy importante en la generación de talento, con una oferta de estudios y una cartera de proyectos conectados con las necesidades de la zona.

Por último, es imprescindible incorporar los aspectos psicológicos y culturales a la estrategia de desarrollo, recuperando un sentido de “orgullo rural” y estableciendo nuevas fórmulas de arraigo que lleve al individuo a apostar por permanecer en el propio territorio o elegir un pueblo como escenario de un proyecto vital.

El documento termina recopilando alguna de las ideas anteriormente expuestas a modo de conclusiones y también con un anexo al informe, que recoge los datos y constataciones realizados por los miembros del grupo de trabajo que visitaron las Tierras Altas e Islas de Escocia.

A partir de ahora, tal y como señala el presidente de FOES,  Santiago Aparicio, “queremos presentar el informe  a los principales agentes políticos, tanto nacionales como europeos, para mostrarles el caso de éxito escocés y ver las opciones de replicar en nuestro país el modelo de éxito aplicado en Escocia para conseguir el cambio a mejor que todos buscamos para nuestros pueblos y comarcas”.

INFORME COMPLETO EN: //sspa-network.eu/documentacion/

SSPA

La red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (en inglés Southern Sparsely Populated  Areas, SSPA), nace fruto de la unión de la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES), la Confederación de Empresarios de Cuenca (CEOE-CEPYME Cuenca) y  la Confederación de Empresarios de Teruel (CEOE Teruel).

El objetivo de esta red es formar un grupo de trabajo para luchar contra la despoblación y sus consecuencias en Soria, Cuenca y Teruel, las tres provincias españolas que presentan los índices de población más bajos de toda España: menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. Son las únicas provincias que reconoce la estadística oficial de la Unión Europea con la consideración de zonas escasamente pobladas.

Para ello, la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA) trabajará  por conseguir medidas legislativas y políticas encaminadas a revertir el proceso de despoblación, envejecimiento y fragilidad demográfica y económica que amenaza a estos territorios.

Las tres organizaciones empresariales se fijan como objetivo conseguir que en 2020 exista una política europea distinta para estas regiones escasamente pobladas.

 

RECUPERACIÓN DEL DECLIVE DEMOGRÁFICO DE LAS TIERRAS ALTAS E ISLAS DE ESCOCIA

 

 

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información