Servicios

Noticias

Valoración FOES datos paro noviembre

El número de desempleados ha aumentado en 256 personas en la provincia de Soria durante el mes de Noviembre, lo que supone un incremento porcentual del 7,53%, el más alto de las provincias españolas, sólo superado por el 22, 85% de las Islas Baleares. 

La provincia cuenta con 3.656 parados, 59 personas más (1,64%) que en noviembre de 2018. Los datos de los últimos doce meses son también más negativos que los registrados en Castilla y León (con 6.507 parados menos que hace un año, un -4,41%) y los de España (con 54.683 parados menos en el cómputo interanual, un -1,68%). 

Por sectores Soria suma 99 parados más que el mes anterior en Servicios, 96 en Agricultura, 22 en Construcción, 12 en Industria y a 27 personas desempleadas más en el colectivo Sin Empleo Anterior.  Con estos datos, el total de parados en Noviembre en Soria por sectores suma a 2.401 personas en Servicios, a 433 en Industria, a 320 Sin Empleo Anterior, a 296 en Agricultura y a 206 en Construcción. 

En Castilla y León, el paro subió en noviembre en 1.437 personas (un 1,03%), situándose el total de parados en 140.973 personas. Al igual que en Soria, si bien en menor porcentaje, el paro aumenta en todos los sectores salvo en el colectivo ‘Sin Empleo Anterior’, en donde baja en 86 personas.

A nivel nacional, el SEPE certifica en España 20.525 desempleados más en noviembre (un 0,65%), contabilizando un total de 3.198.184 personas en situación de desempleo. Los sectores que han manifestado un comportamiento positivo en el conjunto nacional son Agricultura, con 1.715 parados menos, Industria, con 607 menos, y los inscritos bajo el epígrafe ‘Sin Empleo Anterior’, en donde el paro desciende en 2.825 personas. 

Ante estas cifras, la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES) reitera la preocupación que viene mostrando desde hace meses al advertir una desaceleración general que se manifiesta ahora con una especial incidencia en la provincia de Soria. 

En este escenario, FOES urge un marco económico-político estable y consolidado que propicie un clima de estabilidad libre de incertidumbres y fomente las decisiones de inversión, y con ello la actividad económica y la recuperación del empleo, mediante nuevas reformas estructurales que favorezcan la competitividad de las empresas. 

Fuente: FOES

 

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información