Servicios

Noticias

El empresario Barcala Suñé comparte en FOES su experiencia en RSC a través de la Fundación Elser, presidida por una soriana

“La Responsabilidad Social Corporativa ha eliminado todo tipo de conflictividad en mi empresa, integrando más a mis empleados y concienciándoles de los beneficios de la ayuda social”. 

Es una de las ventajas de la filantropía que practica el empresario Luis Enrique Barcala Suñé, empresario y fundador de la Fundación Elser que hoy ha protagonizado el desayuno-coloquio organizado por la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES). 

Presidida por la soriana Pilar de Miguel i Espier, la Fundación Elser nació de la empresa inmobiliaria que posee Barcala Suñé, implicada hoy en nueve proyectos sociales repartidos por Cataluña, África, América, Asia y Soria, donde la Fundación catalana colabora con la protectora de animales Soria Redención.

Su responsable y portavoz, Carmen María Moreno, ha acompañado al ponente y a la presidenta de la Fundación, junto a los vicepresidentes de FOES, Víctor Mateo y Jesús Ciria, que han estado arropados por empresarios de diversos sectores y representantes de las oenegés Fundación Cepaim, Cruz Roja y Apip Acam. 

Barcala Suñé, empresario desde los 18 años, dio el salto a la cooperación hace 18 años, aprovechando su experiencia empresarial. “Maximizamos el beneficio también en cooperación, entendido éste más allá de los números”, ha aclarado el ponente, que ha defendido la participación de las empresas en proyectos sociales “viables” asentados sobre la “eficacia, transparencia y la no injerencia ideológica-religiosa”. 

“Intentar generar condiciones para que las cosas funcionen mejor” es la finalidad de los proyectos impulsados por la Fundación Elser, en palabras de su fundador, que ha explicado hoy a los asistentes tres de las iniciativas sociales a las que su empresa, a través de la Fundación, presta ayuda: asistencia al niño enfermo terminal y a su familia y acompañamiento en el duelo a través de la Fundación Paliaclinic, financiación en Togo (África) de una granja escuela para niños y adolescentes con enfermedades mentales y apoyo económico a una escuela-orfanato en Camboya. 

“La RSC en la empresa empieza por los responsables”, ha defendido Barcala Suñé. “A partir de ahí, al nivel de cada trabajador, cada cual puede adoptar la forma social que decida”, considera el empresario catalán para quien “con poco, se puede conseguir mucho”.

 
Fuente: FOES
 
 

 

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información